Los espartanos que sí se rindieron

Esfacteria: Los 300 espartanos que sí se rindieron


Todos hemos oído hablar de los espartanos y su valentía. De este pueblo, que habitaba el Peloponeso, surgieron los héroes de una de las grandes epopeyas de la civilización europea: la Batalla de las Termópilas.

Se decía de los espartanos que, cuando iban a entrar en combate, sus madres y esposas les decían al entregarles los escudos que volvieran “con ellos o sobre ellos”. Y esto último ocurrió en las Termópilas: tras 3 días de lucha, 300 espartanos, junto a 700 tespios y 400 tebanos, prefirieron morir a rendirse ante el ejército persa. Pese a haber sido una derrota para el ejército griego, el hecho de que un ejército tan pequeño consiguiera medirse al mucho más numeroso ejército persa, y el arrojo mostrado por los espartanos en la batalla, convirtiron a las Termópilas en un ejemplo inspirador.

Las Termópilas contribuyó a forjar una leyenda de valentía hasta la muerte para los espartanos. Sin embargo no es cierto que no podamos encontrar ningún ejemplo la historia en el que un ejército espartano se rinda ante el enemigo. Aquí os traigo uno.


Estamos en el 425 aC, 55 años después de la batalla de las Termópilas. La alianza entre los griegos dejó hace tiempo de existir para dar lugar a guerras internas. En concreto, Esparta y la Liga del Peloponeso se enfrentan a la demócrata Atenas y su imperio en la llamada Guerra del Peloponeso (431-404).

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s