El latín, qué nos enseña…

Bromeemos, que no es poco:

El vocablo maestro deriva de magister  (claro que en acusativo, magistr-um) y éste, a su vez, del adverbio magis que significa “más” .

Al magister lo podríamos definir como el que destaca o está por encima del resto por sus conocimientos y habilidades. Por ejemplo, Magister equitum (Jefe de caballería ) o Magister militum (Jefe militar).

El vocablo ministro deriva de minister  (ministr-um) y éste, a su vez, del adverbio minus (en realidad, comparativo neutro de parvus) que significa “menos” o “menor”.

El minister era el sirviente o el subordinado que apenas tenía habilidades o conocimientos.
 
EL LATíN NOS EXPLICA POR QUÉ CUALQUIER IMBÉCIL PUEDE SER MINISTRO PERO NO MAESTRO.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Nugae. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s